, ,

14 Trucos para usar el iPad en el aula

 

¿Te resulta desconcertante la idea de implantar iPads en tu aula? La web APPitic, además de recopilar más de 1600 aplicaciones con funcionalidad educativa, también nos ofrece artículos como este: 14 trucos para utilizar el iPad en el aula. Seguro que te viene bien para el curso que viene.

Escuela_infantil_y_el_ipad_3
Las escuelas e institutos que estén pensando en implementar el iPad como un dispositivo de aprendizaje móvil deben aprender de otros centros educativos que ya han recorrido ese mismo camino; en EEUU esa senda ya empezó a andarse hace más de un año y, desde la Marin Country Day School, en Corte Madera (California), nos llegan a modo de conclusión 14 trucos sencillos y útiles destilados de su proyecto piloto. ¿Cómo podemos suavizar la transición?
Iniciar las clases con buenos hábitos: comenzar el día con un desafío de aprendizaje – no busques demasiado y piensa en el mismísimo Google – para hacer que los y las estudiantes busquen en internet y realicen una actividad productiva.

Pedir ayuda al alumnado: no dudes en apoyarte en ellos y ellas para que hagan de soporte y asistencia técnica; pedir a un(a) estudiante que encuentre la forma de arreglar un problema del iPad los(as) capacita y les implica en el desarrollo del curso, dándoles una sensación de “pertenencia” al grupo-clase.

Invertir para durar: la inversión inicial que va detrás de esa inversión en iPads reducirá los costes. Hay mecanismos que pueden evitar la rotura de dispositivos, reduciendo mucho las primas del seguro

Identifica los dispositivos: utilizando etiquetas laminadas en el que conste el nombre y los apellidos; debemos pedirles a los alumnos y alumnas que pongan una clave propia o poner una clave diferente para cada aula.

Proporcionar teclados inalámbricos: la mayoría de los niños y niñas querrán utilizar el teclado del iPad, pero los teclados inalámbricos también vendrán muy bien. Dicho esto, tengamos en cuenta que son buenas(os) mecanógrafas(os) y sus dedos son más pequeños que los nuestros, así que dejemos que exploren la función del teclado haciendo la mímica de escribir a máquina.
Decidir cómo utilizar iTunes: hemos de determinar si la escuela va a controlar iTunes o si el alumnado y las familias van a tener el control para comprar o no aplicaciones. En ambos casos, hay pros y contras. Dar acceso pleno posibilita una mayor personalización y permite la exploración por parte de las alumnas y alumnos, liberando, a su vez, a la escuela de tener que buscar y rebuscar nuevas aplicaciones. Pero cada comunidad es diferente y ha de encontrar lo que mejor se ajuste a las necesidades particulares.

Fijar las Apps de trabajo: por ejemplo, Dropbox o Evernote, entre otras. Hay muchas; eso es una ventaja y un inconveniente. Desde luego, hay que ponerse de acuerdo y fijar un solo sistema para garantizar la coherencia (lo que facilitará resolver los problemas que van a surgir)

Ojea:
Aplicaciones de iPad para Ciencias (lo mejorcito, de verdad): goo.gl/nOE9M
Cuatro herramientas para facilitarte el trabajo en equipo: goo.gl/JHQXu

Considerar comprar una Apple TV: la Apple TV proyecta lo que hay en el iPad. Esto permite al profesorado un mayor movimiento. Tiene dos inconvenientes: un costo adicional y un cable de unión entre el iPad y el proyector…

Comprobar y revisar el ancho de banda: hay que asegurar que tenemos el suficiente como para poder manejar ágilmente todos los dispositivos. También tenemos que ponerlo a prueba con regularidad

Ten un plan para iPads perdidos: los niños y las niñas extravían los iPad en el colegio, en casa o en el autobús. Por ello, necesitamos un plan para comunicarnos con esos dispositivos extraviados; por ejemplo, una lista de correo para que el personal sepa que hay un iPad desaparecido y dónde puede ser devuelto.

Indicar “si sí”o “si no”: si estamos usando el iPad todos los días, podemos publicar una imagen para especificar que sí será utilizado hoy (por ejemplo, una luz verde) o si no lo será (una luz roja).

Sigue la dirección de los niños y niñas: debido a su movilidad y versatilidad podemos disfrutar de oportunidades inesperadas e ideas interesantes por parte de las niñas y niños: ir a sacar fotografías, usar programas de matemáticas, grabar y entrevistar a las y los miembros de la comunidad educativa o “buscar el tesoro” con códigos QR (¿para qué sirve la Caza del Tesoro? Mira “Alumnas(os) a la caza del tesoro”: goo.gl/Jbwxe)

Espera lo inesperado: no importa lo mucho que has elaborado y puesto en marcha tus planes. Has de ser flexible y adaptable, y estar segura(o) de que todo el equipo del Colegio adopta esa misma actitud. La rigidez y un programa piloto de iPad es contradictorio

Diviértete: mudarte al iPad es una explosión de imaginación y creatividad para el alumnado, el profesorado y el equipo directivo. ¡No lo dudes!

Los docentes ya no son responsables del aprendizaje

En una entrevista a Kristin Daniels, en tiching.com, nos desvelan las claves del papel del profesorado en los nuevos modelos de enseñanza:

Kristin-Daniels-Tiching

 

¿En qué consiste el modelo del Flipped Learning?
Trata de cambiar por completo la dinámica que se desarrolla en clase, para que el tiempo en el aula se pueda dedicar a actividades de pensamiento. En la enseñanza tradicional los profesores explican en primer lugar el contenido y luego piden a los alumnos que hagan el trabajo difícil en casa. Precisamente esto es de lo que se quiere alejar el Flipped Model, ya que pretendemos que los expertos, los profesores, estén al lado de los estudiantes durante el difícil proceso de adquisición de conocimientos.

Desde la organización Flipped Learning han detallado los cuatro pilares del modelo. El primero es el del Entorno Flexible. ¿A qué hace referencia?
Principalmente a tres componentes. El primero es la clase en su sentido físico, ya que nos dimos cuenta que muchos profesores empezaban a reorganizarla para poder satisfacer mejor las necesidades de sus alumnos. El segundo se refiere a la flexibilidad de la pedagogía, ya que se utilizan nuevas formas de aprendizaje, por ejemplo expandiendo el rol de los profesores para dejar que los alumnos se ayuden unos a otros.

¿Y el último componente?
Es la evaluación flexible, lo que permite a los estudiantes poder aprender ciertos conceptos de una forma distinta a la tradicional. Un buen ejemplo de ello es abrir un debate en clase con los alumnos sobre un tema concreto y evaluarlos según sus aportaciones.

¿En qué consiste la Cultura de Aprendizaje?
Es el segundo pilar de nuestro método y hace referencia al cambio de rol tanto de profesores como de alumnos, ya que los docentes ya no son responsables del aprendizaje de los alumnos, sino de facilitarles el entorno y el contenido adecuado para que puedan tener éxito por ellos mismos. El estudiante es el máximo responsable de su propio aprendizaje y se convierte en la parte más importante de la clase.

El tercer pilar se denomina Contenido Intencional…
Es muy importante porque no resulta fácil para los docentes crear o encontrar contenido de calidad para sus estudiantes, ya que están acostumbrados a dar clases de forma tradicional. Es crucial que los profesores se sientan cómodos usando las herramientas tecnológicas y sean capaces de identificar los contenidos más adecuados para sus estudiantes.

Finalmente, háblenos del último pilar, el del Educador Profesional.
Trata de enfatizar que nuestro rol, el de los profesores, está en constante cambio y que, a diferencia del miedo que muestran algunos, cada vez somos más importantes para los alumnos. Por lo que hace referencia a las nuevas tecnologías, es muy importante que los profesores puedan dar nuevos enfoques al uso de cualquier herramienta y contenido dentro de las aulas.

¿Qué aplicación tiene este modelo?
A veces se tiende a limitar a las cuatro paredes que conforman una clase, pero este modelo tiene una aplicación mucho más amplia. En este sentido, el equipo de fútbol americano de la Universidad de Ohio ha ganado recientemente el campeonato universitario aplicando este modelo. Su entrenador les facilitaba vídeos de partidos a sus jugadores para visionar en casa, para después comentarlos durante los entrenamientos.

Usted aplicó este modelo en su día a día como especialista en integración tecnológica…
Efectivamente. Asesoro a los profesores para que puedan utilizar en las aulas las herramientas tecnológicas que están apareciendo en el mercado. Mi trabajo consiste en seleccionar contenidos y herramientas de calidad, para después explicarles el porqué les pueden beneficiar. También trabajo en el desarrollo profesional de docentes y para ello creé el programa Flipped Professional Development.

Háblenos un poco más de este programa…
Es un programa que permite ayudar al desarrollo profesional de los profesores mediante el modelo del Flipped Learning. Estaba acostumbrada a dar clases magistrales a los educadores para los que trabajaba pero me di cuenta que este no era el mejor modelo a seguir, igual que no lo es para los estudiantes en las escuelas.

A nivel práctico, ¿en qué se traduce este modelo?
En primer lugar quedamos con los profesores para hablar sobre aspectos en los que están interesados. Buscamos materiales de calidad relacionados con los temas que nos indican como vídeos o páginas web y se los enviamos, para posteriormente ayudarles a aplicarlos en su día a día.

¿En qué tipo de contenidos están más interesados los profesores?
Como somos especialistas en la integración de las tecnologías, la mayoría de sus inquietudes están relacionadas en conocer cómo utilizar en clase las diferentes herramientas tecnológicas que tienen a su alcance. Gracias al Flipped Learning, podemos facilitar esta información de manera personalizada, a la medida de las necesidades de cada docente.

¿Cómo responden ante este modelo los profesores?
Al principio se muestran aprensivos, están nerviosos porque trabajamos codo con codo con ellos. Es importante que confíen en nosotros ya que para el Flipped Model es clave que haya una muy buena relación entre el profesor y el aprendiz. Una vez se dan cuenta que la enseñanza se focaliza únicamente en sus necesidades, podemos progresar mucho más rápido.

Cuando conocen el modelo, ¿los profesores empiezan a ponerlo en práctica?
La mayoría de los profesores con los que trabajamos estaban acostumbrados a impartir clases magistrales y, algunos de ellos, sí que cambian su manera de impartir la enseñanza. A pesar de ello, el objetivo de nuestro programa no es que los profesores enseñen mediante este método, nuestro principal objetivo es ayudarles a integrar las tecnologías en el aula de una forma confortable.

¿El hecho de aprender mediante un modelo de éxito les hizo cambiar su forma de enseñar?
Hemos abierto los ojos a muchos profesores que empiezan a conversar con otros compañeros que ya aplican el Flipped Learning en sus clases y muchos de los docentes con los que hemos trabajado han optado por adentrarse en esta tendencia.

Aprendizaje basado en problemas: Monográfico de Fundación Telefónica

Aprendizaje basado en problemas

Transformar el currículo para enseñar y aprender a través de la resolución de retos reales. Conectar los aprendizajes con la vida y la sociedad. Incentivar el aprendizaje competencial en los alumnos utilizando estrategias de trabajo cooperativo. Fomentar el uso de competencias del s. XXI como la creatividad, el trabajo autónomo, el espíritu crítico o el diseño de productos de conocimiento a través de herramientas digitales. Dar sentido al rol del docente como guía en los aprendizajes. Incorporar la evaluación en el centro del proceso de aprendizaje…
¿Quieres saber cómo aplicar todos estos conceptos desde una arquitectura pedagógica? No te pierdas este monográfico práctico del Explorador de Innovación Educativa de Fundación Telefónica.